Mostrando entradas con la etiqueta uros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta uros. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de abril de 2013

Puno, azul extremo

 Día 1, Puno y Sullastani:

Una vez en el aeropuerto de juliaca fuimos directo al stand de Iperu (muy recomendable hacerlo en todos los viajes), ahí nos indicaron que hay una empresa dedicada a transportar a los viajeros del Aeropuerto a Puno y viceversa por 15 soles, el precio dada la comodidad y seguridad del servicio nos pareció bueno,  punto a favor para puno y esta buena idea. Cuarenta y cinco minutos después le pedimos al conductor que nos deje en la plaza de armas y de ahí nuevamente a consultar con los amigos de Iperu, ellos nos recomendaron algunos hoteles, donde comer y donde tonear...son lo máximo.

Luego de ver por nosotros mismos los hoteles y siendo las 10am nos decidimos por uno la "Posada Luna azul" ubicado en la calle cajamarca a solo 2 cuadras de la plaza. Ahí el amigo Raul nos explicó en detalle que lo que nos quedaba del día nos alcanzaba, con un poco de apuro, para ir al mirador del Puma y en la tarde a sillustani. Siguiendo las indicaciones de Raul y el mapa que nos dieron en Iperu fuimos a la calle tacna donde una combi nos llevaría al mirador por 50 centimos. Una vez ahí pudimos apreciar todo puno y la inmensidad del lago, el cielo estaba un poco nublado aún pero aún así el titicaba empezaba a mostrar su belleza.


Al regreso aprovechamos para almorzar en el mercado central y llegar justo a tiempo al hotel donde Raul ya nos había contactado con una empresa que nos llevaría a sillustani por 30 soles (incluido el guiado). En el camino nos volvió a caer la lluvia pero el lado bueno fue el verdor que se podía ver en todo el paisaje una vez que avistamos el lago umayo sabíamos que las chulpas nos esperaban y si que valió la pena.



Luego de recorrerlas y que el guía nos explique el poco apoyo que recibían del INC regresamos a puno siendo las 7pm, descansamos una hora y salimos a conocer puno de noche. La calle mas concurrida y comercial es sin duda la calle lima donde además de estar los pubs, discotecas y restaurants mas turísticos para esa fecha estaban también los carnavaleros que al no poder jugar con agua por el frío usaban espuma en spray que bien permitía el juego. Como dije la calle tenía gran cantidad de restaurants "turísticos" por ello buscamos algo mas acogedor y encontramos una simpática trattoria. Luego entramos a uno de los tantos pub por un trago hasta que el frío se hizo difícil de resistir, era tiempo de descansar pues al día siguiente partíamos para las islas...por dos días.

Días 2 y 3, Uros, Amantani y Taquile: Nos recogieron 7:00 am según lo acordado con la empresa (también contactada por Raul, 75 soles que incluian transporte, guiado, hacer vivencial en amantani y las comidas excepto el almuerzo en taquile) así que apenas pudimos terminar el desayuno que por suerte estaba incluido en el servicio del hotel. Subimos al vehículo que nos llevaría a la bahía y encontramos viajeros de distintas nacionalidades y edades...empezaba la aventura.

Ya en la embarcación el guía nos explicó el origen del nombre titicaca y otras curiosidades de las tres islas y también el itinerario que seguiríamos. Una hora después estábamos llegando a la isla flotante de los uros donde nos recbieron de la mejor manera (realmente se ha hecho un gran trabajo de capacitación) explicándonos sus costumbres y luego paseándonos en su embarcación conocida como mercedes benz. El paseo en esta embarcación incluyó un coro de niños que cantaron en castellano, inglés, francés, aleman, italiano y japonés, aunque no lo crean una coreanas protestaron...



Debido a ciertas demoras técnicas tuvimos que hacer el transbordo directo a la embarcación una vez terminado empezamos el camino a amantani y fue aquí donde los apus nos sonrieron pues empezó a brillar el sol y el lago cobró ese color tan hermoso que todos queríamos ver.



Dos horas y media después ya estábamos llegando a amantani donde el mismo alcalde ayudó a atar la embarcación al puerto y junto al guía designar con que familia de amantani se quedaría cada viajero (o grupo) esto lo hacen de manera ordenada y así logran que cada familia de la isla se beneficie con el turismo, a nosotros nos tocó el señor Mario quien amablemente nos guió a su linda casa. Este camino era de subida y en parte por la altura y en parte por la vista que se tenía cada vez que se miraba atrás fue una subida lenta, una vez en su casa nos mostró nuestras habitaciones indicándonos que pronto almorzaríamos para luego ir al estadio para reunirnos todos y visitar el mirador. Terminado el delicioso almuerzo continuamos subiendo ahora hacia el estadio que era el punto de reunión ahí debo reconocer que no le presté mucha atención al guía pues no podía dejar de ver el lago desde la parte superior de la tribuna ni tampoco dejaba de pensar lo genial que se debe ver desde el mirador (que estaba mas arriba) y que deberíamos empezar a subir para no perder ese maravilloso sol.


Un rato después empezamos la subida y como pensé también fue lenta pero por suerte alcanzamos la cumbre antes de perder la luz...fue una vista simplemente maravillosa y contrario a lo que pensé una vez que fue oscurenciendo el paisaje, si bien no para las fotos, permanecía igual de impresionante además de emitir una energía sobrecogedora que no provocaba otra cosa que sentarse en silencio y agradecer por la oportunidad de ver algo así.






Cuando ya el frío hacía su trabajo empezamos el descenso, Mario nos comentó que mas tarde habría una fiesta y que todos estábamos invitados pero lo que no mencionó es que nos vestiríamos para la ocasión con los trajes típicos de la familia...fue genial ver viajeros de todo el mundo y pobladores bailando al ritmo de dos bandas que competían. Que orgullo ver cuando las cosas se hacen bien para promover el turismo en nuestro país. Luego a dormir pues al día siguiente había que ir temprano al puerto donde nos embarcaríamos para Taquile y yo quería pasear un poco mas antes de eso. Al día siguiente luego de pasear a mis anchas era tiempo de partir, desayunamos y Mario nos acompañó hasta el puerto nos despedimos de el agradeciéndo el buen trato que nos había dado. Taquile está entre amantani y puno por lo que regresamos por el mismo camino esta vez o quizás por la hora el clima no fue muy amable y una pesada lluvia hacía de la embarcación una montaña rusa pero igual fue divertido, una hora después ya estábamos en taquile donde todo fue diferente. Una señora con cara de muy pocos amigos nos recibía en la entrada discutiendo con el guía el hecho de que todos teníamos que pagar la entrada al poco rato pudimos pasar y empezar la subida a la plaza y aunque la lluvia caía bastante fuerte la vista seguía logrando que olvidemos todo. Una vez en la plaza vimos el porque los trabajos en tela de los taquileños se consideran patrimonio cultural de la humanidad, por desgracia el precio estaba acorde a su fama mundial, paso. Cuando fue la hora de almorzar nos llevaron a la casa restaurant donde debíamos hacerlo pues aunque esta comida no estaba incluida la comunidad nos designó el lugar donde debíamos comer esto no le gustó mucho a la mayoría por lo que solo unos pocos pudimos degustrar la trucha o torreja que sirvieron con una sopa y un mate...todo esto por "solo" 20 soles...en fin. Al bajar hacia el otro lado de la isla donde nos esperaba la embarcación rumbo a puno el clima mejoró mucho y otra vez pudimos ver ese lago azul tan famoso, si hacen este recorrido y una simpática niña se les acerca para tomarse una foto con ustedes tengan por seguro que luego les pedirá su propina, están advertidos.




Ya en el puerto cumplimos con las últimas fotos en taquile y emprendimos el viaje de regreso a puno el cual duraría 3 horas. Ya este camino lo conocía por lo que preferí revisar las fotos que había logrado capturar y dormir un poco con la esperanza de soñar con ese paisaje y esa sensación que solo el estar en una isla en medio del lago navegable mas alto del mundo te puede dar.

Una vez de regreso a puno, siendo las 6pm y considerando que el vuelo saldría todavía al día siguiente en la tarde pensamos que podríamos conocer un poco mas...después de hacer el check in contratar el carro de rossy que nos llevaría al aeropuerto y revisar opciones nos decidimos por Juli y sus iglesias las cuales le han dado el apodo de "pequeña roma". Fuimos hasta el terminal zonal y de ahí por 4.5 soles hacia Juli una ciudad pequeña y donde tambien hace mucho frío siendo algo tarde no quisimos pasar mucho tiempo buscando hospedaje así que entramos a alguno y a dormir pues al día siguiente había que hacerlo todo rapido. Si bien el pueblo es pequeño y la mayoría de sus iglesias no se han conservado como deberían (¿alguien conoce a alguien del INC?) es un pueblo bonito con unos miradores muy simpáticos, en fin creo que no importa de donde se mire el lago...uno se queda sin aliento.



Resumen:
¿Dónde hospedarse? Posada luna azul en la Calle Cajamarca 242. Habitaciones muy cómodas, calefacción, desayuno y un gran servicio. Pueden escribir a posadalunaazul@hotmail.com

¿Dónde comer? Imperdible probar el salteño que se encuentra en cada esquina y un caldo de cabeza en el mercado central.

Contacto: Como lo mencioné el amigo Raul nos ayudó con los tours y siempre estuvo atento a los tiempos y que se nos brinde un buen servicio. Si piensan ir por allá les recomendaría contactarlo y analizar sus ofertas su corro es yoshiro_raul@hotmail.com

Opciones, si contratar tours no es lo suyo pueden ir personalmente a la bahía y contratar embarcación ahi mismo también ofrecen salidas a las islas.

Lo que faltó, cuando les toque viajar pregunten por la isla Llachon que está antes de taquile y cuentan se puede hacer kayac. Así también no dejen de visitar Pomata, en nuestro camino hacia desaguadero y de ahí a bolivia (pero esa es otra historia...) pudimos observar las hermosas playas que hay ahí y es que provocaba bajarse del auto y meterse un chapuzón pero bueno esa tarea se la dejamos al próximo viajero.